Llámanos:+34 987 241 511

Régimen profesional, derechos colectivos y seguridad social del trabajador autónomo. Tras la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo

10,00

Javier Fernández-Costales Muñiz

Año de edición: 2009
ISBN: 978-84-936892-3-0
Páginas: 194
Encuadernación: Rústica

ISBN: 978-84-936892-3-0 Categoría: Etiquetas: , Autor:

La gran importancia que en la actualidad posee el trabajo autónomo en la realidad social y económica de España resulta innegable dado el exponencial aumento de la población activa así denominada. Los últimos años han supuesto fuertes y profundas transformaciones, de forma tal que desde un punto de vista económico y social el modelo del trabajador autónomo actual no coincide ya con el existente hace algunas décadas. Este sector ha proliferado y prolifera en países con un elevado nivel de renta y en actividades de alto valor añadido como consecuencia de los nuevos modelos de desarrollo organizativo y el crecimiento imparable y la difusión de la informática y las telecomunicaciones, constituyendo una atractiva elección para muchas personas cuya autodeterminación y capacidad para no depender de terceros resulta fundamental. Se está en presencia, por tanto, de un colectivo amplísimo que para la realización de un trabajo profesional debe arriesgar sus propios recursos económicos y aportar su trabajo personal, destacando así que nos encontramos ante un grupo de población activa que requiere de un nivel de protección social semejante al que puedan tener los trabajadores por cuenta ajena.

Todos estos cambios han incidido en los últimos tiempos en los mecanismos de protección social que corresponden a un sector que, entre otras cuestiones, ha sido objeto de amplias y numerosas modificaciones que han afectado a elementos esenciales de su configuración el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores Autónomos, aun cuando la plasmación normativa más importante la constituye la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo. Su aprobación supone la realización práctica de una ya antigua y lógica aspiración de este colectivo que resulta más palpable en tanto mayor va resultando su número en nuestro tráfico jurídico y más cercanas resultan sus condiciones de trabajo respecto a los trabajadores asalariados vinculados por un contrato de trabajo. Resulta destacable el esfuerzo realizado, pionero en un campo que exigía una pronta intervención normativa ante el vacío legal en el cual se movía un amplísimo sector que no podía seguir siendo ignorado.

La Ley, configurada como un Estatuto marco, pretende crear una norma vertebradota del trabajo autónomo, constituyendo un primer paso al que deberán seguir otros, y cuya verdadera valoración sólo podrá llegar con el paso del tiempo suficiente que permita observar con perspectiva sus logros, y ello a pesar de que al fin se ha decidido actuar contra la desprotección de un colectivo que intenta avanzar poco a poco en el desarrollo de su condición jurídico legal.

La obra ahora presentada pretende realizar un análisis directo y claro de los distintos aspectos contenidos en la norma. Así, la primera parte aparece dedicada al autónomo con carácter general, para examinar el ámbito de aplicación de la norma, fuentes y régimen profesional. La segunda analiza la figura estelar de la norma, el autónomo económicamente dependiente, en un importante esfuerzo por proporcionar referentes concretos a los Tribunales, quienes hasta ahora se guiaban sólo por su propia doctrina. En tercer lugar se aborda lo que cabría denominar el Derecho Colectivo del autónomo, estricta novedad con algunos aspectos que destacan con luz propia (los acuerdos de interés profesional, el elenco de derechos individuales y colectivos, la regulación de las asociaciones de trabajadores autónomos o el Consejo de Trabajo Autónomo). En fin, la cuarta y última parte se centra en el régimen de Seguridad Social, proporcionando un exhaustivo análisis de la acción protectora, sin olvidar aspectos como el encuadramiento y afiliación de los nuevos autónomos o la obligación de cotizar.

Este estudio pretende, en definitiva, ofrecer al interesado un análisis amplio, serio y riguroso desde una perspectiva jurídico-crítica que aborde todos los aspectos de una norma que debería estar llamada a figurar entre las esenciales de nuestro ordenamiento jurídico.

Valoraciones


No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Régimen profesional, derechos colectivos y seguridad social del trabajador autónomo. Tras la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo”